VER CARRO
0 Articulo(s)
Carrito de Compras vacio!

Adagio Teas Chile

Cáncer

El consumo prolongado de té puede reducir el riesgo de cáncer de ovarios.

Se ha demostrado que las mujeres que comienzan a tomar té a una edad más temprana se benefician de un menor riesgo de contraer cáncer de ovario más tarde en su vida. Un estudio supervisó los hábitos de consumo de té de 1000 mujeres en un rango de edad de 59 años en adelante, por un periodo de dos años. Los datos incluían el consumo diario, el tipo de té y cuando habían comenzado a tomar té. Los resultados demostraron que las mujeres que no tenían cáncer en su mayoría eran aquellas que tomaban té desde una edad más temprana y en promedio, consumían más tazas de té que aquellas diagnosticadas con la enfermedad. Los autores del estudio sospechan que los flavonoides pueden ser los responsables de estos efectos e incentivan el consumo de té por el potencial de beneficios que tienen en prevenir esta común y mortal enfermedad.

The Telegraph, Noviembre 2012

El té verde se relaciona con un menor riesgo de cáncer del sistema digestivo.

Un estudio a gran escala sugiere que el té verde puede jugar un rol importante para reducir el riesgo de cáncer de colon, estómago y garganta en mujeres mayores. Científicos de la escuela de medicina de la Universidad Vanderbilt en Nashville siguió a 69.000 mujeres por un periodo de diez años y descubrió que aquellas que consumían té verde por lo menos tres veces a la semana tenían un 14 por ciento menos de probabilidad de desarrollar cáncer en el sistema digestivo. Además, el estudio reveló que las mujeres que tomaban té por lo menos durante 20 años, tenían un 27% menos probabilidad de desarrollar algún cáncer del sistema digestivo, que aquellas que no consumían té. Sin embargo, los investigadores admiten que sólo estudios clínicos pueden establecer un vínculo directo, ellos sí consideraron otros factores como dieta, ingresos, hábitos de ejercicio e historial médico en sus estudios, aún así encontrando beneficios en el consumo de té verde.

Reuters, Octubre 2012

El té verde clama retrasar el cáncer prostático.

Un estudio que fue presentado en la conferencia de la Asociación Americana de Investigación por el Cáncer, sugiere que el té verde puede retrasar la progresión del cáncer prismático. Beber seis tazas de té verde probó disminuir los niveles de inflamación de algunas enfermedades asociadas. El estudio se enfocó en 67 pacientes de próstata, que tenían hora para un tipo de cirugía llamada prostatectomía, en donde la próstata es removida, y se demostró que el consumo de té en las semanas previas produjo una considerable baja tanto en las concentraciones de antígeno prostático específico (APE) y en la expresión de la proteína del APE. Los investigadores explican que la reducción en la inflamación puede ser una indicación de que el té verde puede inhibir el crecimiento del tumor. El estudio se complementa con estudios previos que sugieren que los flavonoides pueden estar asociados a disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

US News, Octubre 2012

Estudio de laboratorio descubre que el extracto de té verde puede erradicar el cáncer de piel.

Un nuevo estudio ha descubierto que el extracto de té verde puede ser capaz de destruir las células del cáncer de piel. Un equipo de la Universidad de Strathclyde descubrió que un componente presente en el té verde llamado epigalocatequina galata, o EGCG, es capaz de ya sea prevenir el crecimiento de tumores a la piel, achicarlos o incluso hacerlos desaparecer. Luego de un mes de tratamiento, 40% de los tumores de un tipo de cáncer de piel humano fueron completamente removidos, mientras que un 30% se achicó durante el mismo periodo. Una de las razones de este exitoso resultado puede ser el hecho de que, por primera vez, los componentes del EGCG se entregaron directamente a los tumores utilizando proteínas específicas que se enfocaban en los receptores del tumor por diferentes sustancias biológicas.

The Telegraph, Agosto 2012

El extracto de té verde “ayuda contra el cáncer”.

Un estudio dice que un extracto de té verde puede ayudar a pacientes con una forma de leucemia. Desde hace mucho tiempo se ha pensado que el té, descubierto en China hace alrededor de 5.000 años, tiene beneficios para la salud. Pero un equipo de la Clínica Mayo en Estados Unidos descubrió que al parecer mejoró la condición de cuatros pacientes con leucemia linfocítica crónica (LLC).

BBC News, 22 de Diciembre, 2005

Las catequinas del té verde y las terapias contra el cáncer.

ADN y ARN son objetivos vinculantes de las catequinas del té verde, revelando su potencial uso en terapias contra el cáncer. “La importancia de las catequinas, el principal constituyente del té verde, está siendo altamente reconocida en relación a la prevención del cáncer. Las catequinas han sido estudiadas por la interacción con varias proteínas, pero el mecanismo de las múltiples catequinas aún no han sido dilucidados”, reportan investigadores en Japón.

Drug Week, 18 de Agosto, 2006

El efecto de varios componentes del té en la transformación de células neoplásicas y la carcinogénesis.

“Una serie de evidencias científicas sugieren que muchos factores alimenticios, incluyendo los componentes del té, pueden ser utilizados solos o combinado con los agentes de la quimioterapia tradicional para prevenir o tratar el cáncer. Las potenciales ventajas de muchos componentes naturales y alimenticios parecen enfocarse en su potente actividad anticancerígena, combinado con una baja toxicidad y muy pocos efectos adversos.”

Obesity, Fitness & Wellness Week, 12 de Agosto, 2006

Reduce el riesgo de varios cánceres.

Un estudio llevado a cabo en Japón descubrió que el aumento del consumo de té verde antes y después de cirugía de cáncer de mama, se asociaba a una menor recurrencia del cáncer. Estudios en China muestran que mientras más té consumían los participantes, menor era el riesgo de desarrollar cáncer de estómago, esófago, próstata, páncreas y colon.

Web MD, 28 de Abril, 2009

El té ayuda a reducir el riesgo de cáncer de pulmón.

Resultados de investigaciones demostraron que tanto fumadores como no fumadores que no tomaban té verde, tenían 5 veces más posibilidades de desarrollar cáncer de pulmón, comparado con aquellos que tomaban por lo menos una taza de té verde al día. Los fumadores que no consumían té verde tenían una probabilidad de más de 12 veces más de ser diagnosticados con cáncer de pulmón, que aquellos que tomaban por lo menos una taza al día. La capacidad del té verde de combatir el cáncer, se debe a la rica concentración de polifenoles, principalmente una catequina llamada epigalocatequina 3 galata, o como es más conocida ECGC. Los estudios no cambian el hecho de que fumar es malo para tu salud, y el té no debería ser una excusa para continuar fumando.

Bnet, 30 de Marzo, 2010

Dos tazas al día pueden reducir el riesgo de cáncer endometrial.

Después de considerar las distintas formas en que los estudios miden el consumo de té, los investigadores descubrieron que un incremento de dos tazas al día se asocia a una disminución del 25% en el riesgo de desarrollar cáncer endometrial. La asociación fue significativa con el té verde, pero no con el negro.

Reuters, Enero 2010

El té verde reduce el riesgo de cáncer de pulmón en fumadores y no fumadores.

(De acuerdo a un nuevo estudio de la Asociación Americana de Investigación del Cáncer), entre fumadores y no fumadores, aquellos que no consumían té verde tiene 5.16 veces más probabilidades de contraer cáncer de pulmón, comparado con aquellos que bebían por lo menos una taza de té verde al día. Entre los fumadores, aquellos que no bebían té verde para nada, tenían 12.71 veces mayor probabilidad de contraer cáncer que aquellos que consumían por lo menos una taza al día.

Science Daily, Enero 2010

Compuesto único presente en tés negros y oolongs puede destruir las células cancerígenas y reducir la inflamación.

Investigadores de la Universidad de Rutgers, NJ, estudiaron la Theoflavina-2 (TF-2), un compuesto único del té negro (y oolong), que se ha demostrado es capaz de destruir las células cancerígenas, un proceso conocido como apoptosis. La TF-2 produce la muerte de las células cancerígenas, reduciendo las células del cáncer en 3 horas después de la aplicación. TF-2 aparece para regular o activar genes que matan las células del cáncer. Además, tiene la habilidad de suprimir enzimas y moléculas inflamatorias. Estos resultados sugieren que la Theoflavina-2, un componente mayor en tés negros, tiene la capacidad de ayudar a matar las células cancerígenas a través de mecanismos que involucran tanto la regulación de genes y un efecto anti inflamatorio.

Molecular nutrition & food research, Febrero 2011