VER CARRO
0 Articulo(s)
Carrito de Compras vacio!

Adagio Teas Chile

Dermatología

Se descubre que las catequinas del té verde benefician a la piel con daño UV.

Científicos del Reino Unido descubrieron que los compuestos del té verde llamados catequinas pueden ayudar a proteger a la piel contra quemaduras de sol y el efecto prolongado del daño UV. El estudio se llevó a cabo en 14 personas sanas de piel clara e involucró tomar suplementos de catequinas de té verde por 12 semanas. La dosis fue equivalente a dos tazas de té verde aproximadamente. Los efectos de los suplementos fueron probados antes y después de ser expuesta la piel de las nalgas a rayos UV y cuantificar los niveles de quemadura. Los resultados demostraron que las catequinas pueden contribuir a la protección de la piel contra la inflamación de quemaduras solares y al potencial daño a largo plazo causado por los rayos UV y por lo tanto podría ser un buen complemento en los bloqueadores y protectores solares.

Nutra Ingredientes USA, Enero 2013

El té verde puede ayudar con el cuidado de la piel.

El té verde contiene aminoácidos, vitaminas B1, B2 y B3, vitaminas C, E, F, P y U, y muchos minerales diferentes. Por supuesto, todo esto promueve la buena salud, pero los ingredientes específicos que hacen al té verde bueno para los tratamientos de cuidado de la piel son los polifenoles, sustancias químicas naturales encontradas en plantas, y que se sabe son muy ricas en antioxidantes. ¿Qué pueden hacer los antioxidantes por ti? El mayor beneficio es que destruyen a los radicales libres, esas pequeñas y asquerosas células que pueden causar cáncer alterando el ADN. Incluyendo el cáncer a la piel. Por lo que cualquier producto que llegue a tus manos e incluya té verde puede ser beneficioso.

The National Skin Care Institute, Julio 2007

Daño del sol se repara por el té verde.

Los antioxidantes encontrados en el té verde pueden ayudar a reparar el daño del ADN causado por la exposición solar, de acuerdo a recientes estudios en ratones. El estudio, (publicado en el diario de Estudio de Prevención del Cáncer), se examinaron los efectos de los ponifenoles de las hojas de la planta de té, los que se creen combaten los radicales libres (moléculas altamente inestables que pueden dañar las células) y tiene actividad anticancerígena.

NIH NCCAM, Spotlight on Research, Febrero 2010

Estudio vincula el consumo de té negro de los países y el riesgo de diabetes.

De acuerdo a investigaciones apoyadas por Unilever, dueña de las marcas de té Lipton y PG Tips, los países que tienen un consumo de té negro mayor también muestran una significativa presencia más baja de diabetes en su población. Científicos estudiaron el consumo de té negro en 42 países y lo compararon con los datos de la Organización Mundial de la Salud en cada índice de enfermedades respiratorias, infecciosas y cardiovasculares de cada país, al igual que el cáncer y diabetes. Ellos descubrieron que en promedio, una población que consume el doble de cantidad de té negro tiene alrededor de un cuarto menos de casos de diabetes. Irlanda tiene el consumo anual de té más alto con dos kilos por persona, seguido muy de cerca del Reino Unido y Turquía. Corea del Sur, Brasil, China, Marruecos y México están al final de la lista. Investigadores admitieron que este estudio no establece una relación de causa efecto entre ambas variables, pero apela a que los resultados del estudio y la sólida relación estadística preparará el camino para investigaciones futuras.

Nutra Ingredients, Noviembre 2012

El té verde y la pepa de uva ayuda a controlar el azúcar en la sangre.

Datos del Instituto Linus Pauling sugieren que el té verde y el extracto de pepita de uva puede actuar como una alternativa de control del nivel de azúcar. Ellos parecen inhibir acciones de enzimas específicas que son responsables de la digestión de los carbohidratos, controlando los niveles de azúcar y reduciendo el riesgo de sufrir de complicaciones cardiovasculares o neurológicas. Científicos sospechan que una catequina específica presente en el té y en uvas, llamada Epigalocatequina galata o EGCG, puede ser responsable en gran parte de los efectos beneficiosos. Cuatro por ciento de la población europea, o 19 millones de personas, sufren de enfermedades asociadas al tipo 2 de diabetes. En Estados Unidos, casi 24 millones de personas viven con diabetes, lo que equivale al 8 por ciento de la población.

Nutra Ingredients USA, Julio 2012

El té puede reducir el riesgo de la diabetes tipo 2.

Un estudio de la población europea descubrió que consumir té fue una forma efectiva de reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Se descubrió que en aquellos países donde sus ciudadanos son grandes consumidores de té y beben por lo menos cuatro tazas de té al día, tienen un 20 por ciento menos de probabilidades de desarrollar la enfermedad. Científicos alemanes trabajando en el estudio, sospechan que este efecto beneficioso puede ser causado por polifenoles contenidos en el té. Estos pueden reducir el riesgo de la diabetes tipo 2 influenciando la digestión de la glucosa, su absorción, y protegiendo las células beta del daño de los radicales libres. La investigación se llevó a cabo en 8 países europeos e incluyó más de doce mil casos de diabetes tipo 2. El promedio de consumo de té de Europa va desde cuatro tazas al día en Reino Unido a ninguna en España.

Times of India, Agosto 2012