Despacho gratis por compras sobre $35.000  

Rooibos: ¡el té que no es té!

El rooibos, cuyo nombre científico es Aspalathus linearis, es un arbusto que crece principalmente en la Provincia Occidental del Cabo, en Sudáfrica, específicamente en la cordillera de Cederberg. Se le conoce como el arbusto rojo, de ahí la razón, de porqué la gente lo confunde con un té. A pesar de que el rooibos no procede de ninguna variante de la camelia sinensis y no posee cafeína -lo que lo hace muy recomendable para el consumo en mujeres embarazadas, niños y personas hipertensas- las propiedades que se le atribuyen son muy similares a las del té.


  • Retarda el envejecimiento celular.
  • Potencial para prevenir la obesidad.
  • Mejora trastornos digestivos y actúa como diurético natural.
  • Aumenta la respuesta antiinflamatoria del cuerpo.
  • Aumenta la inmunidad del cuerpo.
  • Mantiene el cuerpo hidratado.
  • Beneficia la salud cardiovascular.
  • Ayuda a reducir los niveles de estrés y ansiedad.


  • Este arbusto rojo está dando que hablar en la actualidad aún cuando su descubrimiento y comercialización empezó a fines del siglo XIX cuando el elevado precio del té animó a varios colonos a buscar alternativas para su consumo. El sudafricano Benjamin Ginsberg reparó en el rooibos y comenzó su propia producción. Con el tiempo, comenzaron a aparecer otras plantaciones. La llegada de la II Guerra Mundial produjo un impacto en la comercialización del mercado del té, por lo que el rooibos apareció como una alternativa. En los años siguientes, la industria del rooibos se consolidó a nivel mundial, extendiéndose por Europa, EEUU, Canadá, Australia y Japón. En este último país, ha adquirido gran popularidad y se le conoce como el “té de la longevidad”. ¿por qué de la longevidad? La alta cantidad de polifenoles, especialmente de aspalatina y nothofagina, presentes en el rooibos, hacen de él un excelente antioxidante que protege las células contra el proceso natural de envejecimiento.

    Hoy en día las plantaciones de rooibos se han multiplicado, dándole trabajo a muchos campesinos que han logrado subsistir gracias a la comercialización de este importante producto. Como parte de un proyecto denominado “Raíces”, Adagio Teas se propone conectar a nuestros clientes con las historias de los agricultores de algunos de nuestros tés y hierbas más populares. Una de esas historias es la de un productor de la cooperativa Clanwilliam.

    ¿Cuánto tiempo llevas cultivando Rooibos?
    32 años. Comencé a trabajar como trabajador en una granja vecina de Rooibos y durante los últimos 14 años he estado cultivando Rooibos en mi propia granja.

    ¿Qué te hizo comenzar en la industria del Rooibos?
    “Crecí en una granja de Rooibos. Después de que me fui de casa, trabajé en diferentes granjas que producían una gran variedad de productos agrícolas, pero mi amor por el Rooibos y el área en la que crecí me trajo de vuelta a casa. Desde que era un niño pequeño, soñaba con ser dueño de mi propia granja Rooibos y hace 14 años mi sueño se hizo realidad con la ayuda de mi empleador anterior que me ayudó para comprar mi propia granja de Rooibos".

    ¿Cuál es tu té favorito para beber y por qué? Definitivamente el rooibos ya que tiene un gran sabor y también es completamente puro y natural. El hecho de que sea naturalmente libre de cafeína y rico en antioxidantes es una ventaja adicional.

    Si tuviera algún consejo para darles a los bebedores de té occidentales, ¿cuál sería?
    ¡Consume más Rooibos ya que es bueno para ti y tu apoyo también hace una diferencia en nuestras vidas!

    En la línea de lo expuesto por uno de nuestros productores sudafricanos de rooibos, diversos estudios científicos realizados en los últimos años han comprobado los beneficios que tiene el rooibos en la salud de las personas, relacionando su consumo habitual con un aumento en la inmunidad celular, modulación en el metabolismo de la glucosa, prevención del extrés oxidativo, entre otras propiedades. Sigue leyendo este artículo para conocer más sobre ellas.

    Retarda el envejecimiento celular

    Los radicales libres son moléculas inestables que han perdido 1 o más electrones y son altamente reactivos. Se producen cada día en nuestro organismo como resultado de reacciones biológicas y son necesarias para realizar determinadas funciones y mantener el estado de salud. Sin embargo, la producción de radicales libres a lo largo del tiempo, puede tener efectos negativos como el daño al material genético de la célula. Por esta razón, es altamente recomendable el consumo de productos ricos en antioxidantes capaces de neutralizar a los radicales libres y protegernos del daño celular. Es el caso del té, especialmente en su variedad verde, y de algunas hierbas como el rooibos.

    Estudios de laboratorio analizaron la composición química de este arbusto sudafricano encontrando la presencia de antioxidantes polifenólicos- tales como la aspalatina, nothofagina, quercetina, orientina, etc- potentes eliminadores de radicales libres. Además de los antioxidantes flavonoides, el rooibos contiene ácidos fenólicos que han demostrado tener actividad antioxidante. “En un estudio japonés, la administración de roooibos demostró que suprime la acumulación de lípidos relacionada con la edad. Los extractos de rooibos demostraron ser más fuertes como inhibidores de radicales libres que el té blanco y el oolong pero un poco menos que el té verde”.

    En los últimos años, los estudios del rooibos se han centrado también en su aplicación en la cosmética. La presencia de 37 sustancias antioxidantes y de minerales como el calcio y el potasio ayudarían, según estas investigaciones, a disminuir procesos inflamatorios en la piel tales como la dermatitis y acné, además de ayudar a frenar su envejecimiento prematuro.

    Según un estudio realizado por el laboratorio francés Dermascan, a hombres y mujeres que habían empezado a experimentar la caída de cabello, el uso de rooibos tuvo efectos positivos. El 67% de los participantes calificó su perdida de cabello como 0, mientras que un 78% vio una mejora de baja a media.



    Potencial para prevenir la obesidad

    Una artículo publicado en la revista Phytomedicine, titulado, “Efectos del rooibos fermendado (Aspalathus linearis) en la diferenciación de adipocitos”, sugiere el potencial que tiene el rooibos para prevenir la obesidad. Cita el artículo, “se observó una disminución de la secreción de leptina después del tratamiento con rooibos. Nuestros datos muestran que los sólidos solubles en agua caliente de rooibos fermentados inhiben la adipogénesis y afectan el metabolismo de los adipocitos, lo que sugiere su potencial para prevenir la obesidad”.

    Mejora trastornos digestivos y actúa como diurético natural

    Las propiedades antiinflamatorias y astiespasmódicas del Rooibos ayudan a aliviar los dolores gástricos, los gases y el estreñimiento. Gracias a que este arbusto rojo activa la enzima compuesta AMPK y a la presencia de minerales (hierro, calcio, potasio, flúor, manganeso, etc), vitaminas, antioxidantes y ácido alfa hidroxi, se le concede un importante poder diurético natural que ayuda a la desintoxicación y a la purificación del cuerpo.



    Aumenta la respuesta antiinflamatoria del cuerpo

    Un estudio publicado en la revista Journal of Inflammation, encontró que el uso de rooibos tenía un efecto antiinflamatorio a nivel sistémico y que sus propiedades podrían ayudar a disminuir el dolor. Esta propiedad del Rooibos, como lo sostiene el artículo publicado en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, se debe a la inhibición de este arbusto en la enzima COX-2. Otro estudio titulado, “Estudios de los efectos antiinflamatorios del té rooibos en ratas”, publicado en la revista Pediatrics International, concluyó que el té rooibos puede prevenir el daño y la inflamación del ADN por su actividad antioxidante in vivo y que la inexistencia de cafeína en este arbusto rojo hace seguro y útil su consumo en niños.

    Los polifenoles, micronutrientes con actividad antioxidante actúan como captadores de radicales libres en el cuerpo. La aspalatina, un tipo de antioxidante solo presente en el rooibos, ayuda a aumentar la inmunidad y a proteger al cuerpo de otras enfermedades como las cardiovasculares y la diabetes. Un artículo publicado en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, avala lo expuesto. “El Rooibos también modula la función inmune: induce niveles más altos de IL6, IL10 e IFN-gamma y aumenta la inmunidad celular; y aumenta los niveles de IL2 mientras se suprime IL4”.

    Mantiene el cuerpo hidratado

    A diferencia de tés negros como el Ceilán, el café y las bebidas, el rooibos no tiene cafeína, lo que lo convierte en un aliado para mantener la hidratación y la energía, por ejemplo, en entrenamientos largos. Esta infusión es perfecta para ingerirla en la mitad de una maratón gracias a su aporte de sales minerales (magnesio, zinc, manganeso, hierro y calcio), vitamina C y antioxidantes.



    Beneficia la salud cardiovascular

    Si bien los estudios en humanos son aún limitados y se necesita más investigación, los datos preliminares sugieren que el rooibos puede inhibir la enzima convertidora de angiotensina, beneficiando la salud cardiovascular. Un estudio titulado “Efectos del té verde, el té negro y el té Rooibos sobre la enzima convertidora de angiotensina y el óxido nítrico en voluntarios sanos”, publicado en la revista Public Health Nutrition, evaluó el comportamiento de diecisiete voluntarios sanos luego de tomar dosis orales de té verde, té negro y rooibos. Los resultados del estudio sugirieron que tanto el té verde como el rooibos pueden tener efectos cardiovasculares a través de la inhibición de la actividad de la ECA (enzima convertidora de angiotensina), responsable del aumento de la presión arterial.

    Por su parte, la doctora Amanda Swart del Departamento de Bioquímica de la Universidad de Stellenboch, en Sudáfrica, responsable de varios estudios relacionados con el rooibos, coincide en que este arbusto rojo tiene un gran potencial tanto para aliviar las enfermedades cardiovasculares como para prevenirlas. Los efectos beneficiosos se deben a su compleja mezcla de antioxidantes, siendo la aspalatina la más abundante. La presencia de estos antioxidantes tiene el potencial de disminuir las respuestas proinflamatorias, reducir el colesterol malo o LDL y aumentar el bueno o HDL, disminuir los niveles de glucosa en la sangre y aumentar la absorción de glucosa en las células del músculo cardíaco.

    Ayuda a reducir los niveles de estrés y ansiedad

    La ausencia de cafeína y la presencia de quercetina, un fitonutriente presente en algunos alimentos como cebollas, uvas, manzanas y en el mismo rooibos, ayuda a contrarrestar el estrés crónico y la ansiedad, debido a que reduce la producción de cortisol. Por otra parte, el contenido de potasio y magnesio presente en este arbusto, mejora los hábitos de sueño debido a su poder tranquilizante.

    ¡Imaginamos que te dieron muchas ganas de probar el Rooibos! En Adagio Teas podrás encontrar variedades puras y otras saborizadas como el vainilla chai o el verde tropical. Nuestra recomendación: el rooibos verde bonita, una de nuestras infusiones más populares. Rooibos verde, Cáscara de naranja, flor de caléndula, frutillas y esencias naturales de durazno, frutilla y naranja. Una combinación realmente irresistible.