Despacho gratis por compras sobre $35.000  

Té Oolong


CATAS DE TÉ: TÉS OOLONG

Los oolongs se definen como tés semi oxidados, en el caso de este tipo de té se aplican diversos procesos para dañar la hoja y poder permitir la oxidación, esto en función del grado de oxidación que queremos lograr.

Para hacer mucho más entendible la clasificación de los oolongs los ordenamos según el grado de oxidación que alcancen, estos grados por lo general se dan por tradiciones regionales, los grandes oolongs son reconocidos según su grado de oxidación.

Oxidación baja: 10 – 15% Oxidación media: 30 – 45% Oxidación alta: 60 – 75%

Los oolongs son extremadamente difíciles de manufacturar, en especial por lo complejo y los múltiples procesos por los que pasan. Por lo general destaca la calidad de éste tipo de té. Dentro de los principales productores encontramos a China y a Taiwán, además de nuevos países productores como Tailandia y Vietnam, entre otros.


Pouchong (Baozhong)

Origen: Wenshan, Taiwán / Oxidación: baja

Pouchong, también conocido como Baozhong, es un oolong muy verde proveniente de Taiwán. El pouchong es de todos los oolongs el de más baja oxidación, solo entre 8-10%. Esto crea un hermoso balance de la frescura de un té verde y las notas florales encontradas en los oolongs más oscuros. En Taiwán, los pouchong destacan principalmente por su aroma. En la taza, encontrarás un dulzor con notas a mantequilla y un increíble aroma floral que persiste en el paladar mucho después del último sorbo, posee una textura suave y suculenta con un final limpio y refrescante.


Tieguanyin

Origen: Anxi, Fujian, China / Oxidación: media

Su nombre hace referencia a la diosa de la misericordia, Guan Yin, este té es probablemente el oolong más cono- cido a nivel mundial, su producción se da principalmente en el condado de Anxi en la provincia de Fujian, es un oolong de una oxidación media - baja más similar a un té verde, aunque tradicionalmente se tuesta otorgándole una característica nota grillada. Algunos Tieguanyin han llegado a cotizarse como los tés más caros del mundo.

“Wei era un campesino que pasaba todos los días frente al abandonado templo de la diosa de la misericordia: Guan Yin, al notar lo mal cuidado del lugar, este humilde campesino comenzó a visitar el templo para limpiarlo y prender incienso, lo único que estaba a su alcance. Con el correr de los días Guan Yin se le apareció en un sueño a Wei y lo invitó a visitar una caverna detrás del templo en donde ella le había dejado un regalo en agradecimiento por sus actos. El obsequio era un árbol de té, el mismo que dio origen a esta tan apreciada variedad”.


High Mountain Oolong Alishan

Origen: Alishan, Taiwán / Oxidación: media

El Ali Shan es un té taiwanés de color verde. Aunque relativamente nueva, la región de Ali Shan es una de la zonas productoras de té más famosas de Taiwán, donde se cultiva el té Oolong en las hermosas y escarpadas montañas cubiertas con neblina. Presenta aromas azucarados y profundas notas florales, con un sentir en boca cremoso. Suave y de cuerpo ligero, este té Oolong Ali Shan, producido artesanalmente, es también excelente para infusiones múltiples durante una tarde tranquila.


Formosa Oolong

Origen: Nantou, Taiwán / Oxidación: alta

Formosa Oolong es un oolong de alta oxidación de Taiwán, que en algún momento fue conocido como Formosa (lo que significa “hermosa”, nombre otorgado por los exploradores portugueses que llegaron a la isla). Profundos aromas a pasa y fruta madura, con notas a hojas de otoño. Un sabor dulce persistente y una suave y refrescante astringencia frutosa. Este té oolong de alta oxidación es fácil de preparar y es una excelente introducción al mundo de los tés taiwaneses.


Formosa Bai Hao (Dongfang Meiren)

Origen: Xinzhu, Taiwán / Oxidación: alta

Formosa Bai Hao es conocido con muchos nombres: Oriental Beauty, Champagne Oolong, entre muchos otros. Este oolong taiwanés de alta oxidación es uno de los más preciados del mundo. Increíblemente dulce, frutoso y rico con una delicada nota cálida a especias. Un té sorprendente y evocador, perfecto para múltiples infusiones. Una de las principales características del Oriental Beauty es que sus hojas se dejan morder por un saltamonte (Jacobiasca Formosana), justo antes de su cosecha. Esto activa el mecanismo de defensa de la planta, creando una oxidación natural, provocando su sabor.