Despacho gratis por compras sobre $35.000  

Propiedades y beneficios del Té Blanco

Desconocido hasta hace muy poco por occidente, el Té Blanco es muy apreciado en China por su gran cantidad de propiedades, y su alta calidad y frescura.
Por siglos, este tipo de Té estuvo reservado sólo al emperador y se le atribuía un poder anti envejecimiento debido a su alta concentración de antioxidantes. Su proceso de manufacturación es delicado, y busca preservar la esencia y la pureza de la planta de Té. ¡De seguro, después de conocer sus propiedades y beneficios, el Blanco se convertirá en uno de tus favoritos!


  • Retarda el envejecimiento celular y estimula la producción de colágeno y elastina en la piel.
  • Aumenta producción de serotonina y dopamina.
  • Ayuda a mejorar la presión arterial.
  • Ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer como el gastrointestinal.
  • Mejora el sistema inmune y la inflamación asociada.
  • Protege contra la osteoporosis.
  • Favorece el tránsito intestinal y a la rápida acción diurética.
  • Retarda el envejecimiento celular y estimula la producción de colágeno y elastina en la piel

    Al igual que el Té verde, el Blanco es rico en antioxidantes debido a la alta presencia de polifenoles y catequinas que ayudan a inhibir la oxidación causada por los radicales libres, mejorando el sistema inmunitario y frenando el envejecimiento celular. Un estudio publicado en la revista Current Pharmaceutical Biotechnology, titulado “Explorando el potencial nutracéutico de los polifenoles de las infusiones de Té negro, verde y Blanco: una descripción general”, atribuyó al Té Blanco una mayor capacidad antioxidante que el Té verde y una mayor actividad lipolítica in vitro.

    Otro estudio publicado en la revista BMC Complementary medicine and Therapies, analizó los efectos inhibidores de proteinasas en 23 extractos de plantas. El estudio concluyó que, “de un panel de veintitrés extractos de plantas, aproximadamente una docena exhiben actividades anti-colagenasa o anti-elastasa altas o satisfactorias, y nueve tienen actividad inhibitoria contra ambas enzimas. Estos incluían Té Blanco que tenía un contenido fenólico muy alto”.



    Aumenta producción de serotonina y dopamina

    Nuestro estilo de vida actual hace necesario que nos preocupemos no solo de nuestro cuerpo sino también de nuestra mente. Conocidas son las altas tasas de depresión, ansiedad, estrés y dolor de cabeza que afectan a millones de personas alrededor del mundo. Para disminuir estos trastornos, la recomendación es incorporar en la alimentación elementos ricos en serotonina (sustancia química creada por el cuerpo humano, comúnmente llamada “la hormona de la felicidad”, por su acción directa en mantener el equilibrio en el estado de ánimo. El Té, en especial el Té Blanco, gracias a su compuesto L-teanina, contribuye al aumento de la dopamina y la serotonina además de regular los niveles de cortisol, la hormona del estrés.

    Ayuda a mejorar la presión arterial

    Estudios recientes entre los que se encuentran los publicados en la revista The Journal of nutrition, heath and Aging”, sostienen que el consumo habitual de Té está asociado con valores más bajos de presión arterial y menos probabilidades de tener hipertensión en los adultos mayores. A su vez, otros estudios publicados por el Linus Pauling Institute de la Oregon State University, sugieren que el consumo diario de Té podía estar asociado con un menor riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular debido a la reducción del colesterol malo o LDL, la relajación de los vasos sanguíneos, y el aumento de la inmunidad gracias a la alta concentración de polifenoles, específicamente en el Té Blanco.



    Ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer como el gastrointestinal

    Estudios epidemiológicos sugieren que el Té Blanco podría ser un protector contra los cánceres del tracto gastrointestinal debido a sus altos niveles de polifenoles que actúan como elementos quimiopreventivos. Estos hallazgos fueron publicados por el Linus Pauling Institute de la Oregon State University.

    Mejora el sistema inmune y la inflamación asociada

    El Té es una planta con un alto contenido de vitaminas entre las que se encuentra la vitamina C, E y las del grupo B. En el caso del Té Blanco, su gran aporte de vitamina C le permite ser un aliado en la protección de sistema inmunitario y en la duración de los procesos virales.

    Protege contra la osteoporosis

    Estudios recientes “Papel del estrés oxidativo en la osteoporosis” e “Inhibición de la resorción ósea en cultivo por (+)- catequina”, entre otros, sugieren que las catequinas y la vitamina C presente en el Té Blanco podrían combatir los factores de riesgo que producen la osteoporosis.

    Favorece el tránsito intestinal y a la rápida acción diurética

    Un artículo publicado en la revista Nutrition and Metabolism demostró que el consumo regular de Té Blanco inhibe la generación de adipocitos. Marc Winnefeld, uno de los investigadores a cargo del estudio manifestó que el Té Blanco, “puede ser una fuente natural e ideal de sustancias para perder peso".