x Despacho gratis por compras sobre $35.000

The Blue Moon: Comparte Tu Luz

The Blue Moon: Comparte Tu Luz

Colaboradora: Pía Sotomayor Stagno @piasotomayor

El ciclo lunar o lunación, dura 29,5 días y va desde la luna nueva y la luna negra, habiendo normalmente sólo una luna llena por mes, que se da justo en la mitad del ciclo. Las lunas llenas son un peak energético en este viaje que hace la luna todos los meses por el zodiaco, y por eso, tienen un profundo efecto en cómo nos sentimos, cómo actuamos, incluso cómo dormimos. Estamos más luminosos, energizados, emocionales.

Hay algunos momentos en que pueden haber dos lunas llenas: cuando hay dos en un mes, a la segunda se le llama “Luna Azul”; o también puede darse que haya una cuarta luna en una temporada de tres meses. Este es el caso de la próxima luna.

Aunque la luna no se verá azul, sino gris (como ya explicamos aquí), eso es lo que viviremos el próximo domingo 22 de agosto cuando este cuerpo celeste esté en Acuario, también por segunda vez en esta temporada. La primera de estas lunas fue el 23 de julio, y se sintió como una gran prueba, y la luna de ahora, nos ofrece una nueva manera de cerrar: siendo muy honestos con nosotros mismos, reconociendo tanto nuestros logros, como nuestras fallas.

Acuario es este niño rebelde, único y visionario que nos hace abrazar nuestra individualidad, y que se hace sentir en las relaciones más cercanas para preguntarnos si estos círculos nos acercan o no a nuestro propósito. Definir qué es lo que cada uno necesita en las relaciones es clave porque ahí es donde encontramos respuesta a una gran pregunta: qué es lo que nos hace sentir seguros. Es importante no aislarse, porque uno puede estar, pero es también posible estar ausente al mismo tiempo. Ojo que Urano, el planeta del cambio inesperado, también empezó su período retrogradado por cinco meses: giros en la narrativa en la vida amorosa o social.

La luna llena amplifica todo, así es que no evites ni confrontes tus emociones: hazlas conscientes. ¿Sientes celos?. Usa la luna llena para mirar tus emociones más objetivamente, y aprovecha su luz para llegar hasta la raíz.

Las lunas llenas son también un gran momento para cambiar hábitos, pero no lo hagas radicalmente, sino intenta hacer acercamientos con otras perspectivas a las cosas que estás haciendo y que ya sientes que debes dejar atrás. No te resistas al cambio.

Y qué mejor que llegar a lo más profundo de nuestro interior con una buena taza de nuestra infusión Blue Moon con flor de guisante de mariposa, hierbas como la caléndula, manzanilla y lemongrass. Y sí: es azul, traslúcida, hermosa.

Blue Moon Adagio Teas